AVISO

Estoy haciendo cambios en el blog así que es muy probable que haya enlaces rotos y etiquetas perdidas. Hasta que acabe, moverse por aquí será complicado. Intentaré no tardar demasiado, siento las molestias.
-Septiembre '17

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Elaborar una trama

¡Hola a todos!

Voy a hablar de la trama de la historia, algo que a muchos trae de cabeza y a unos pocos afortunados, no. Yo no soy una de esas afortunadas, y hasta que no dí con este esquema no me hice a la idea de lo que significa elaborar una trama, por lo que era incapaz de escribir una historia larga en condiciones.

En primaria nos enseñan el típico esquema de inicio, desarrollo y desenlace. No está mal si lo que queremos escribir es un cuento sencillito, pero si lo que queremos es crear una historia trepidante y que enganche al lector desde las primeras páginas, el primer paso (que no único) es saber cual es la base de toda trama elaborada:
  • Inicio
  • Conflicto
  • Acción
  • Giro/complicación
  • Clímax
  • Resolución
Ahora voy a explicar cada apartado con más detalle:

martes, 23 de septiembre de 2014

Presentación

Me llamo Teresa, nací el 6 de octubre de 1997 y me gusta pensar que siempre hay algo más. Más historias por contar, lugares por visitar, personas por conocer, detalles por descubrir, lecciones por aprender, libros que leer... Siempre. 

En mi estantería hay una plaga de libros de ficción y admito que suelo andar por las nubes, pero no me identifico en absoluto con las frases tipo "La fantasía me ayuda a escapar del mundo". No, a mi el mundo me gusta. Claro que hay cosas horribles, pero también las hay hermosas, la cuestión es aprender a mirar.

Aunque soy de un pueblo de Huesca, durante el curso vivo en Zaragoza. Allí estudio Filología Hispánica, hago judo y brasilian jiujitsu (BJJ) y aprendo japonés (aunque durante este año lo voy a tener que dejar de lado >.<). En el futuro pretendo trabajar como profesora de español en el extranjero. Me interesan mucho las culturas de los diferentes países y espero poder viajar para verlas de cerca. 

Invento historias desde que tengo memoria. La primera que escribí se llamaba El cuatro blanco y trataba sobre un cuatro (sí, el número, tal cual) al que el resto de números dejaban de lado por ser el único sin color. Estaba tan contenta con el resultado que hasta lo ilustré y encuaderné yo sola (tenía siete años así que podéis imaginar cómo quedó "^.^). Cuando lo coloqué en la estantería y lo vi junto a mis cuentos favoritos se me hinchó el pecho de orgullo. ¡Era escritora! Ya me imaginaba firmando ejemplares y caminando por la calle con gafas de sol y una boa de plumas. Desde entonces no he dejado de escribir para revivir esa sensación.

¿Qué mas?... Mmmm, datos random: me encanta el arroz blanco, me he prohibido a mí misma comprar libretas porque luego me da pena utilizarlas y se quedan ahí vacías, escucho desde Ramstein hasta Imagine Dragons, tengo una hucha-mariquita, colecciono ediciones de Peter Pan y aún conservo mi muñeca Azul (una muñeca vestidita de azul que de pequeña llevaba a todas partes mientras cantaba la canción). 

Creé el blog en septiembre del 2014. Ha cambiado mucho desde que entonces y aún lo hará un par de veces más. Mientras tanto, espero que disfrutéis del blog tanto como yo ^.^

¡BIENVENIDOS AL BLOG DEL CUENTISTA!


Si queréis contactar conmigo solo tenéis que mandar un correo a esta dirección: elblogdelcuentista@hotmail.com
Y no, no tengo Facebook "^_^

martes, 16 de septiembre de 2014

A veces me preguntan por qué escribo fantasía

No me gusta limitarme a un solo género, pero desde luego, el que más disfruto es el fantástico.
Espero que os guste este relato, que es algo así como una reflexión.
Si también te gusta este género, te gustará lo que vas a leer, y si eres un escéptico de lo irreal, te servirá para entender que la realidad no lo es todo.
Un abrazo!
_________________________

A VECES ME PREGUNTAN POR QUÉ ESCRIBO FANTASÍA


A veces me preguntan por qué escribo fantasía. Me limito a decir “porque me gusta”, ya que sé que si les respondiera explicándoles la auténtica razón no la entenderían nunca.

Me gusta escribir fantasía, eso es cierto, pero el gusto va más allá de simples mundos imaginarios y criaturas fantásticas. No se trata de dar nombres extraños a los personajes ni de inventar nuevos objetos o conjuros. Cuando escribo fantasía hablo de estas cosas y muchas más, pero no se trata de esto; no. Para entenderlo voy a tener que dar un rodeo: